Entradas

Mostrando entradas de julio 31, 2008

Swift Uncesored

Hace algunos días descargué en pdf Los viajes de Gulliver, de Jonathan Swift. Era un libro que tenía ganas de leer, por ser de esos que todo el mundo conoce por sus incontables adaptaciones posteriores de dibujos animados, películas… pero que pocos han leído.
Sin embargo, me resultaba tan difícil leerlo en pantalla -se escribió en 1726- que decidí traerlo de la biblioteca.
Según cuenta la introducción del libro de la biblioteca, esta obra no fue muy bien vista en su época. Es más, fue muy mal vista. Muchos críticos la llamaron la “obra de un depravado” y cosas semejantes. Parece ser que Swift hablaba de cosas que resultaban tabú por aquel entonces y parecía burlarse con bastante descaro de la Inglaterra de la época y sus personajes.
Pero lo sorprendente y digno de mención llegó cuando comparé una edición con la otra, porque la edición en pdf ha sido previamente censurada. Por suerte, la edición de la biblioteca está completa, como lo hubiese querido Swift, y no me perderé nada.

P…

Swift Uncesored

Hace algunos días descargué en pdf Los viajes de Gulliver, de Jonathan Swift. Era un libro que tenía ganas de leer, por ser de esos que todo el mundo conoce por sus incontables adaptaciones posteriores de dibujos animados, películas… pero que pocos han leído.
Sin embargo, me resultaba tan difícil leerlo en pantalla -se escribió en 1726- que decidí traerlo de la biblioteca.
Según cuenta la introducción del libro de la biblioteca, esta obra no fue muy bien vista en su época. Es más, fue muy mal vista. Muchos críticos la llamaron la “obra de un depravado” y cosas semejantes. Parece ser que Swift hablaba de cosas que resultaban tabú por aquel entonces y parecía burlarse con bastante descaro de la Inglaterra de la época y sus personajes.
Pero lo sorprendente y digno de mención llegó cuando comparé una edición con la otra, porque la edición en pdf ha sido previamente censurada. Por suerte, la edición de la biblioteca está completa, como lo hubiese querido Swift, y no me perderé nada.

P…