Entradas

Mostrando entradas de junio 12, 2011

Abismos, de David Jasso

Imagen
Si hay algo que me pasa con los libros de terror es que, al acabarlos, tengo que descansar mi atribulada mente en otras lecturas durante un tiempo. Acabado de leer uno, tengo que esperar unos meses hasta pasarme a otro. Sin embargo, el azar ha querido que me vea inmerso otra vez en ello. Esta vez en los Abismos, de David Jasso; una nueva antología de relatos de terror. Terror totalmente real. Terror en la vida cotidiana. De ese que te puede pasar en cualquier momento.
Y, como sabía que tendría que hacer esta reseña en tiempo récord, el martes me pasé por la web de la editorial AJECen busca de una presentación y algún fragmento de cortesía del libro. Por eso, más que nada, comenzaré hablando de El Tubo. Me gustó y me quedé con las ganas de acabarlo —porque AJEC no lo ofrece entero…— y por eso, cuando el viernes el correo me trajo el libro, me lancé a por el final de El Tubo. Y descubrí un final alucinante, más allá del final, cuando ya me había acomodado al final feliz. Algo inesperado.…

Abismos, de David Jasso

Imagen
Si hay algo que me pasa con los libros de terror es que, al acabarlos, tengo que descansar mi atribulada mente en otras lecturas durante un tiempo. Acabado de leer uno, tengo que esperar unos meses hasta pasarme a otro. Sin embargo, el azar ha querido que me vea inmerso otra vez en ello. Esta vez en los Abismos, de David Jasso; una nueva antología de relatos de terror. Terror totalmente real. Terror en la vida cotidiana. De ese que te puede pasar en cualquier momento.
Y, como sabía que tendría que hacer esta reseña en tiempo récord, el martes me pasé por la web de la editorial AJECen busca de una presentación y algún fragmento de cortesía del libro. Por eso, más que nada, comenzaré hablando de El Tubo. Me gustó y me quedé con las ganas de acabarlo —porque AJEC no lo ofrece entero…— y por eso, cuando el viernes el correo me trajo el libro, me lancé a por el final de El Tubo. Y descubrí un final alucinante, más allá del final, cuando ya me había acomodado al final feliz. Algo inesperado.…