Entradas

Mostrando entradas de febrero 10, 2012

El mapa del cielo, de Félix J. Palma

Imagen
La semana pasada recibí un correo en el que una editorial me invitaba a leer un libro que en breve saldría a la venta. Sin tener que pensarlo, accedí a la petición, sabiendo sobradamente dónde me iba a meter. Poco después de publicarse El mapa del tiempo ya me había hecho con él sospechando que la historia me iba a gustar sin imaginar que, más allá, me iba a impactar y a enamorar totalmente, a pesar de haber “jugado” conmigo desde la primera página.
Así, el lunes recibí El mapa del cieloy me puse a leerla con calma con el recuerdo de la novela anterior de la que Félix J. Palma llama La Trilogía Victoriana, saboreando bien la historia y esperando un desarrollo y un desenlace similares; sabiendo que esta vez era yo el que jugaba con ventaja, siendo advertido del peligro.
Pero no resultó ser así. No, porque El mapa del cielo tiene con El mapa del tiempo tantas similitudes como diferencias. Esta segunda novela se puede y se debe leer totalmente independiente de la anterior y, sobre todo, s…

El mapa del cielo, de Félix J. Palma

Imagen
La semana pasada recibí un correo en el que una editorial me invitaba a leer un libro que en breve saldría a la venta. Sin tener que pensarlo, accedí a la petición, sabiendo sobradamente dónde me iba a meter. Poco después de publicarse El mapa del tiempo ya me había hecho con él sospechando que la historia me iba a gustar sin imaginar que, más allá, me iba a impactar y a enamorar totalmente, a pesar de haber “jugado” conmigo desde la primera página.
Así, el lunes recibí El mapa del cieloy me puse a leerla con calma con el recuerdo de la novela anterior de la que Félix J. Palma llama La Trilogía Victoriana, saboreando bien la historia y esperando un desarrollo y un desenlace similares; sabiendo que esta vez era yo el que jugaba con ventaja, siendo advertido del peligro.
Pero no resultó ser así. No, porque El mapa del cielo tiene con El mapa del tiempo tantas similitudes como diferencias. Esta segunda novela se puede y se debe leer totalmente independiente de la anterior y, sobre todo, s…