Entradas

Mostrando entradas de julio 18, 2013

Memoria de Tinieblas, de Eduardo Vaquerizo

Imagen
Eduardo Vaquerizo inició la serie “Crónica de Tinieblas” en 2005, con “Danza de Tinieblas”, en Minotauro (finalista, en su día, del Minotauro, y ganadora del Ignotus a mejor novela y del Xatafi-Cyerdark de la crítica). En 2012, Sportula decidió continuar la serie y, además de recuperar aquella excelente novela, publicar la segunda parte de la serie: “Memoria de Tinieblas”.
Hay que tener en cuenta antes de continuar que cuando hablamos de la “serie” de novelas “Crónica de Tinieblas” no estamos hablando de una sola línea argumental o un grupo de personajes que se desarrollan a través de un grupo de novelas. Yendo más allá de eso, “Crónica de Tinieblas” son las crónicas de una era que nunca existió, de un tiempo que nunca será posible. Son novelas independientes unas de otras, con el punto en común de estar ambientadas en una misma línea temporal, en una misma ucronía. Como se nos indicaba en “Danza de Tinieblas”, ese punto de inflexión se produjo cuando, en el siglo XVI, Felipe II sufrió u…

Memoria de Tinieblas, de Eduardo Vaquerizo

Imagen
Eduardo Vaquerizo inició la serie “Crónica de Tinieblas” en 2005, con “Danza de Tinieblas”, en Minotauro (finalista, en su día, del Minotauro, y ganadora del Ignotus a mejor novela y del Xatafi-Cyerdark de la crítica). En 2012, Sportula decidió continuar la serie y, además de recuperar aquella excelente novela, publicar la segunda parte de la serie: “Memoria de Tinieblas”.
Hay que tener en cuenta antes de continuar que cuando hablamos de la “serie” de novelas “Crónica de Tinieblas” no estamos hablando de una sola línea argumental o un grupo de personajes que se desarrollan a través de un grupo de novelas. Yendo más allá de eso, “Crónica de Tinieblas” son las crónicas de una era que nunca existió, de un tiempo que nunca será posible. Son novelas independientes unas de otras, con el punto en común de estar ambientadas en una misma línea temporal, en una misma ucronía. Como se nos indicaba en “Danza de Tinieblas”, ese punto de inflexión se produjo cuando, en el siglo XVI, Felipe II sufrió u…