Entradas

Mostrando entradas de agosto 19, 2013

El Anacronópete, de Enrique Gaspar

Imagen
Hacía tiempo que tenía guardada una copia de "El Anacronópete" y confieso que hasta hace apenas un mes nunca había tenido tiempo de ponerme con ella. La había comenzado en una ocasión (no fue el momento propicio) y aunque me gustó el inicio, tuve que dejarla y recomenzarla en esta segunda ocasión. Fue escrita originalmente en 1881 y editada en Barcelona en 1887 (HG Wells escribió su primera novela, “La máquina del tiempo” en 1895) y narra las aventuras de Sindulfo García, doctor en ciencias exactas, físicas y naturales de Zaragoza (podemos llamarle tranquilamente “mad doctor”), y de su invención para viajar por el tiempo y el espacio: El Anacronópete. Destaca de esta obra el aire verniano de su narración, donde nada es dejado al azar. Gaspar procura que el viaje en el tiempo sea en todo momento verosímil y lógico, implicando al lector en su razonamiento. Por ejemplo, se preocupa por explicar el principio que permite al anacronópete (del griego: Aná, “hacia atrás”; cronos, “tie…

El Anacronópete, de Enrique Gaspar

Imagen
Hacía tiempo que tenía guardada una copia de "El Anacronópete" y confieso que hasta hace apenas un mes nunca había tenido tiempo de ponerme con ella. La había comenzado en una ocasión (no fue el momento propicio) y aunque me gustó el inicio, tuve que dejarla y recomenzarla en esta segunda ocasión. Fue escrita originalmente en 1881 y editada en Barcelona en 1887 (HG Wells escribió su primera novela, “La máquina del tiempo” en 1895) y narra las aventuras de Sindulfo García, doctor en ciencias exactas, físicas y naturales de Zaragoza (podemos llamarle tranquilamente “mad doctor”), y de su invención para viajar por el tiempo y el espacio: El Anacronópete. Destaca de esta obra el aire verniano de su narración, donde nada es dejado al azar. Gaspar procura que el viaje en el tiempo sea en todo momento verosímil y lógico, implicando al lector en su razonamiento. Por ejemplo, se preocupa por explicar el principio que permite al anacronópete (del griego: Aná, “hacia atrás”; cronos, “tie…